miércoles, 15 de abril de 2009

LO MALO

En la actualidad hemos sido víctimas de las inundaciones a causa de las grandes lluvias que azotan nuestra hermosa ciudad.

Estas, se crean gracias al mal mantenimiento de las alcantarillas, o mejor dicho a la mala conciencia ciudadana, vemos día a día gente que tira los residuos y las basuras para impedir el correcto flujo de las aguas.


DEBEMOS SER MAS LIMPIOS PARA QUE NUESTRA CIUDAD NO SE SIGA HUNDIENDO!!!
No somos concientes de el gran daño que nos hacemos, muchas familias hoy en dia no tienen donde dormir ya que sus hogares fueron arrasados por el agua.
Manos a la obra!!! debemos limpiar nuestra ciudad!

martes, 31 de marzo de 2009

FOTOS FOTOS FOTOS!!!









QUE MEJOR QUE DELEITARSE CON IMAGENES DE NUESTRA HERMOSA CIUDAD





LUGARES PARA VISITAR




SECTOR HISTORICO DE LA CANDELARIA


Se recomienda un recorrido por sus calles, especialmente la calle 10 entre carreras 3ª. y 7ª donde se pueden apreciar casonas de gran belleza. En este sector también encuentra numerosas iglesias coloniales y el Museo del Oro, lugar que no se puede perder.
Otros sitios importantes en esta zona son:
* El Teatro Colón * La Biblioteca Luis Angel Arango * La Casa de La Moneda * El Museo “Donación Botero” * La Plaza de Bolívar * El Eje Ambiental de la Avenida Jiménez, donde se llevó a la superficie un río subterráneo.


CIUDAD SALITRE Y ZONA OCCIDENTAL
Cuenta con un centro comercial, y al frente el centro didáctico de ciencia y tecnología “Maloka”, el más importante en su género en Latinoamérica.
En esta misma zona encontramos el Jardín Botánico, sitio de interés si consideramos que Colombia es uno de los tres países con mayor biodiversidad en la Tierra.
Tres parques, el Simón Bolívar, el Salitre y el de los Novios albergan la mayor zona verde de la ciudad.
La biblioteca Virgilio Barco es una obra maestra de arquitectura, que logra un equilibrio perfecto entre el ladrillo y los espejos de agua.
Corferias es un gran recinto ferial que tiene durante todo el año exposiciones y eventos nacionales e internacionales.

PARQUE DE LA 93
Es uno de los sectores de moda en Bogotá. En torno a su hermoso parque se hallan ubicados restaurantes y bares.

USAQUEN
Es un antiguo pueblo que fue absorbido por la ciudad. Se destaca su parque central, con una bella muestra del arte colonial representado en la iglesia y rodeada de una gran cantidad de restaurantes de diversos orígenes gastronómicos. Los domingos abre sus puertas el mercado de las pulgas con gran cantidad de artesanías, comidas y en general productos elaborados manualmente.
Uno de los atractivos del sector es el Centro Comercial Hacienda Santa Bárbara ubicado en la antigua casona de una hacienda de la sabana. Cuenta con restaurantes, almacenes, bancos, casas de cambio, joyerías, salas de cines y pista de patinaje.

BIBLIOTECAS
Biblioteca Luis Angel Arango
Biblioteca Nacional
Biblioteca Virgilio Barco
Biblioteca El Tunal
Biblioteca El Tintal


OCCIDENTE:
Parque Simón Bolívar Parque de los Novios Parque Salitre Mágico Parque Mundo Aventura Jardín Botánico José Celestino Mutis Parque La Florida

PARQUES
CENTRO:
Parque Nacional Parque de la Independencia
NORTE:
Parque de la 93 Parque Museo del Chicó Parque El Virrey
SUR:
Parque El Tunal
SABANA:
Parque Jaime Duque
LA SABANA
Llena de pueblos pintorescos, muchos de ellos de nombres indígenas, está la Sabana de Bogotá
.

ZIPAQUIRA
Siguiendo la Autopista del Norte y doblando hacia el occidente en La Caro, se pasa por Cajicá, pueblo famoso por sus tejidos de lana, y se llega luego a la ciudad de Zipaquirá. Allí es indispensable conocer la Catedral de Sal, excavada en las entrañas de la mina. Se halla a 120 metros de profundidad y ocupa una superficie de 8.000 metros cuadrados.
A pocos kilómetros de Zipaquirá se encuentra el embalse de Neusa. Es un lugar para los amigos de la naturaleza y los deportes acuáticos, pues allí se puede acampar, pescar y practicar diversas actividades náuticas.

GUATAVITA Y TOMINE
Hacia el nororiente de Bogotá, por la Autopista Norte, se encuentra el pueblo de Guatavita y, a 16 kilómetros, la laguna del mismo nombre. Esta es famosa porque dió origen a la leyenda de Eldorado. Cuenta la tradición que allí se celebraban ceremonias religiosas en las que el Cacique, cubierto de polvo de oro, se sumergía en la laguna en señal de ofrenda a los dioses, mientras sus súbditos arrojaban al agua piedras preciosas y piezas de orfebrería.
En 1967 la construcción de un embalse inundó la población antigua y se construyó en las cercanías Guatavita La Nueva, con un estilo arquitectónico que imita el colonial español. En Guatavita hay buenos restaurantes de comida típica y un centro artesanal.
El embalse de Tominé, hecho sobre el antiguo pueblo de Guatavita, es un lugar agradable para pasear en lancha y practicar deportes naúticos.

LA CALERA Y SOPO
Hacia el nororiente de Bogotá, la carretera que se desprende de la calle 84 con carrera 7 hacia los cerros conduce a los pueblos cercanos de La Calera y Sopó. Desde la carretera se tiene una vista panorámica excelente de la ciudad. En La Calera hay un parque recreacional en donde se puede pasar agradablemente el día.
Sopó está a 50 Km. de Bogotá. En sus alrededores se hallan el parque Jaime Duque con gran cantidad de atracciones; el parque recreacional de Alpina con su atractivo en productos lácteos; y el santuario de Nuestra Señora de la Piedra.




FACATATIVA:
La encontramos a 40 km. de la ciudad. Allí se puede realizar turismo arqueológico puesto que en sus inmediaciones se encuentra el cercado de los Zipas o Piedra de Tunja o del Tunjo, con una gran cantidad de rocas de tamaño extraordinario en cuyos contornos sobresalen pictogramas o pinturas rupestres realizadas por los Chibchas, habitantes de estas tierras anteriores a la llegada de los españoles.
Igualmente existen las cuevas de San Rafael con túneles que las
interconectan.

SALTO DE TEQUENDAMA:
A 40 km. de Bogotá encontramos esta imponente catarata de 150 m de altura, no sólo su magnífica estela, sino su entorno paisajístico, hacen de ella un sitio privilegiado. Por el hecho de recoger las aguas de la Sabana de Bogotá tiene una gran importancia ecológica, y más aún mitológica pues para los Muiscas fue el lugar donde Bochita milagrosamente logró evacuar las aguas que inundaban la altiplanicie.
En el camino hacia el Salto está ubicado el Zoológico de Santa Cruz con más de 500 especies de animales de Colombia y el exterior.

SU GENTE












Bogotá cuenta con gran diversidad de culturas y pensamientos, por ser la capital de nuestro pais es el centro de visitas de gran cantidad de personas de muchos otros paises que aportan a nuestra cultura. Además de las diferentes religiones y sub culturas que encontramos.




Historia

Bogotá, la principal ciudad de Colombia era antes de la llegada de los españoles el territorio del Zipa, jerarca de los primeros pobladores; los Muiscas, quienes habitaban estas tierras desde hace unos 5.000 años. El 6 de agosto de 1.538 Gonzalo Jiménez de Quesada la fundó, en donde actualmente se encuentra el barrio de la Candelaria.
La división predial se hizo mediante la asignación de solares, los cuales eran de 800 por 1.600 pasos, de 600 pasos por 1.200, y las peonías o unidades más pequeñas. De esta manera surgieron los espacios para las calles y aparecieron las primeras manzanas.






SIGLO XVIII

En esta nueva ciudad se estableció el Virreinato de la Nueva Granada en 1717. Durante el siglo XVIII el virrey Manuel de Guirior ordenó organizar la capital en los barrios de las Nieves Oriental, Nieves Occidental, del Príncipe, San Jorge, la Catedral, el Palacio, San Victorino y Santa Bárbara. Por esta época, la ciudad se extendía hacia el norte hasta la quebrada de San Diego y por el sur hasta la acequia de los Molinos (hoy avenida primera), puntos distantes entre sí tan solo tres kilómetros. Y desde la iglesia de Egipto hasta la antigua Huerta de Jaime (parque de los Mártires) al occidente, separados por casi dos kilómetros y medio.


SIGLO XIX
En 1819, Simón Bolívar se apoderó de ella y la designó como la capital de La Gran Colombia (actualmente Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela). Fue también la capital de La Nueva Granada (Colombia actual) cuando la Gran Colombia se disolvió en 1830.
En la ciudad de mediados del siglo XIX es posible advertir la existencia de grandes solares cerrados al interior de las manzanas, los cuales se dividían en patio para el corral y la huerta, y solar para el establo y las actividades higiénicas.
Los planos que dibujaron Agustín Codazzi en 1849 y Miguel Bracho con los hermanos Celestino y Jerónimo Martínez en 1848 muestran una ciudad que no creció mucho con relación a la Santafé Colonial.
Francisco Javier Vergara y Velasco (1906), viajero colombiano que recorrió el país para hacer el Atlas completo de geografía de Colombia, indica que la ciudad se componía de 465 manzanas que sumaban 250 hectáreas, donde había 5.300 casas y 4.500 tiendas con el carácter de viviendas.

SIGLO XX


En 1900, la ciudad abarcaba un área de 260 hectáreas y tenía una población de 96.605 habitantes.
En 1906 se contrató a la firma londinense S. Pearson & Cia. Limited para levantar un plano de la ciudad y realizar un proyecto de acueducto para actualizar las redes de distribución. Esta tarea incluyó el reconocimiento de las antiguas líneas del acueducto de Aguavieja, que desde 1738 traía el líquido desde el río Fucha hasta la Plaza Mayor; el de Aguanueva, surtido por el río San Francisco e inaugurado en 1757, el de San Victorino, inaugurado desde 1803.
La Bogotá de 1910 muestra el perímetro urbano de una ciudad que abarcaba 538 hectáreas.
En 1913, el ingeniero José Gregorio Hernández coordinó el levantamiento de un plano que incluía el trazado de la línea del tranvía municipal a Chapinero, cartografía que parecía pronosticar la tendencia de crecimiento de la ciudad hacia el norte.
Los años veinte han sido catalogados como el periodo de la una segunda modernidad en Colombia. Algunos aspectos de la Bogotá de esta época están relacionados con la tendencia a consumir productos importados; se establecieron desde el siglo XIX los primeros bancos y por esta época aparecieron los primeros edificios construidos especialmente para albergar centros comerciales. De 1918 es el edificio del Pasaje Hernández, que aun subsiste en el centro de la ciudad.

Desde los años treinta se nota una marcada tendencia por el crecimiento rápido de la ciudad. La construcción del campus de la Universidad Nacional fue en 1938. De los años treinta son los barrios Inglés, Centenario, Teusaquillo, La Magdalena y La Cabrera; de los cuarenta, La Soledad, Samper Mendoza, Santa Fe y Vitelma, entre muchos otros.
En 1947 Le Corbusier visitó la ciudad y en 1950 entregó un "plan piloto" para su desarrollo futuro. Este proyecto contemplaba la idea de sectorización por usos del suelo proponía clasificar las vías de acuerdo a su capacidad y pronosticaba que en cincuenta años la población total llegaría a un millón y medio de habitantes.
Los diferentes ríos y quebradas que cortaban el camino del Norte o carrera Séptima determinan los puntos de referencia del crecimiento de la ciudad durante el siglo XX. Hacia 1920 empezó la urbanización de los predios cercanos al río Arzobispo (calle 39). Hacia 1923, la quebrada de Chapinero (calle 62) marcaba el límite de crecimiento de Bogotá. Para 1932 la quebrada de la Vieja (calle 70 A) bañaba terrenos urbanizados. En 1947 la ciudad llegó hasta las quebradas de la Cabrera y el Chicó (calle 88) y durante los años cincuenta tocó el río de Los Micos o quebrada de Luce (diagonal 109). La urbanización de los terrenos próximos a la quebrada de Trujillo (calle 127) sucedió hacia 1960 y la quebrada de los Cedros (calle 134) a mediados de la misma década. La construcción de la ciudad da partir de esta época ha estado determinada por el incremento del valor de la tierra alrededor de los centros comerciales, Unicentro el primero de ellos.